Los 5 mejores aperitivos para alimentar tu entrenamiento

0
134

No importa si haces ejercicio por la mañana, durante el almuerzo o en la noche: los refrigerios previos al entrenamiento siempre son importantes. Ayudan a garantizar que su cuerpo tenga todo lo que necesita para alimentarse durante la actividad que esté haciendo, ya sea escalar el StairMaster, correr en la cinta de correr, girar en bicicleta, sacar hierro o jugar un partido de tenis. Si sales a correr estos pulsómetros cambiaran tu vida

Pero hay mucha información confusa sobre cuáles son los mejores tipos de snacks, ¿deberían ser ricos en carbohidratos, proteínas, grasas saludables o alguna combinación de nutrientes? Esto es lo que necesita saber sobre comer antes de su entrenamiento, así como también los cinco mejores bocadillos que lo mantendrán activo.

Apuesta por carbohidratos y proteínas

 

khloe1
Chica en la playa saltando

Los mejores snacks pre-entrenamiento tienen una cantidad relativamente alta de carbohidratos, una cantidad moderada de proteínas y cantidades limitadas de grasa. Si bien la proteína es importante para construir músculos y repararlos después del ejercicio, los carbohidratos son esenciales para darle la energía necesaria para trabajar esos músculos en primer lugar. Su mejor opción es elegir un refrigerio con carbohidratos complejos y simples para que la energía liberada durante su entrenamiento sea lenta y constante durante todo el régimen. También es importante que los carbohidratos sean fácilmente digeribles.

 

khloe3
Woman Running

Considera el tiempo

No debe comer su merienda en el camino hacia el gimnasio en la calle o al salir por la puerta para correr. Obtendrá la cantidad máxima de energía comiendo de 30 a 60 minutos antes de su entrenamiento, por lo que la planificación es importante.

Ajusta el tamaño

Un pequeño refrigerio es suficiente para hacer un entrenamiento de 45 minutos, pero si planea una carrera de dos horas o una sesión de entrenamiento cardiovascular y de pesas particularmente larga, debe ajustar el tamaño de su merienda en consecuencia. Esto asegurará que tenga suficiente combustible para que dure todo el tiempo.

Prueba estas 5 opciones

  1. Pan de trigo integral con mantequilla de nueces o semillas, plátano y canela. Una rebanada de pan de trigo integral con su elección de mantequilla de maní, almendras o semillas de girasol cubierto con rodajas de plátano y una pizca de canela es un gran refrigerio antes del entrenamiento. Le proporciona carbohidratos simples y complejos, es fácil de digerir, aumenta sus niveles de potasio (que disminuyen cuando suda) y estabiliza su nivel de azúcar en la sangre.
  2. Rebanadas de manzana y salsa de mantequilla de maní de yogur. Mezcle el yogur griego sin grasa de vainilla con mantequilla de maní o de almendras para hacer un chapuzón perfecto para las rebanadas de manzana. Considere agregar uvas o pasas para una patada extra de energía.
  3. Cereal saludable para el corazón Vierta una porción de cereal integral mezclado con avena sin cocer, almendras troceadas y dátiles picados. Agregue leche baja en grasa o leche de almendras y listo.
  4. La mitad de un sándwich de proteína magra en pan integral. Prepárese un sándwich con pollo, pavo o carne magra de res en pan integral para obtener una gran mezcla de carbohidratos y proteínas. Los vegetales como la lechuga, el tomate o las espinacas agregarán nutrientes.
  5. Zalamero. Lo mejor de los smoothies es que son portátiles y fáciles de personalizar. Mezcle fruta en rodajas, yogur griego y algo de granola o avena para obtener una consistencia más espesa, y considere complementos como proteína en polvo, col rizada o mantequilla de maní.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor introduce tu comentario!
Por favor introduce tu nombre